Lunes, 01 de septiembre de 2014
Artículos - Opinión
03.11.2011
Entrevista al líder sindical del Encuentro Nacional de Trabajadores, Gustavo López Lavignasse: ‘El gobierno de Mujica profundiza el modelo neoliberal
Andrés Figueroa Cornejo
Adital

De sus 40 años de edad, Gustavo López Lavignasse lleva 16 en el Sindicato Único de Automóviles con Taxímetros y Telefonistas, el que hace 14 años dirige la agrupación "1 de Mayo” de Uruguay. Gustavo –que no ha dejado nunca de trabajar- fue durante mucho su secretario general y hoy es parte de la mesa directiva, donde según sus compañeros se ha transformado en ‘un referente del sindicalismo clasista en el Uruguay’. ‘Clasista’ en el sentido de que su quehacer se mantiene atado a la clase asalariada, independiente de los intereses de la minoritaria clase propietaria y el Estado. Políticamente, Gustavo López es miembro del Coordinador Nacional de la Asamblea Popular del ‘paisito’.

-Poco se sabe de la situación de los trabajadores uruguayos en el continente…

‘En Uruguay existe un millón cuatrocientos mil trabajadores formales. La única central sindical agrupa a 300 mil afiliados. El salario de la abrumadora mayoría no supera los 400 dólares al mes. En cuanto a las condiciones de empleo, cunde la precarización y la desregulación del contrato de trabajo así como también la flexibilización y otras formas de pauperización de las relaciones laborales.’

‘LA PERVERSA Y REGRESIVA DISTRIBUCIÓN DE LA RIQUEZA’

-Tú has planteado que el gran empresariado vive en medio del ‘entusiasmo’ con el gobierno que encabeza el ex guerrillero del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, José Mujica, desde marzo de 2010. ¿Qué aspectos de la economía de Uruguay relevarías?

‘El patrón de acumulación dominante en nuestro país se modificó sustancialmente a partir de comienzos de los años sesenta del siglo anterior. El desarrollo económico centrado en la dinámica industrial para el mercado interno caracterizó la primera mitad del siglo XX. En los últimos años, Uruguay pasó a actuar en el contexto internacional como plaza financiera. La actividad turística, el comercio importador y la exportación de rubros primarios completan el esquema. La industria frigorífica, considerada históricamente la industria madre del Uruguay, se encuentra hoy en manos de capitales brasileros y norteamericanos en más de un 50%.’

-¿Qué ha ocurrido durante las administraciones ‘frenteamplistas’?

‘En el gobierno del progresismo se extranjerizó más tierra que nunca antes en la historia. Se favoreció la inversión transnacional de capitales saqueadores y depredadores de la naturaleza, como la industria de celulosa forestal y la plantación de soja transgénica. Se propició la instalación de zonas francas que operan como verdaderos enclaves imperiales en territorio nacional. Se promueven exoneraciones impositivas al capital al tiempo que se grava progresivamente al trabajo con cargas de impuestos que confiscan el salario de los sectores medios. A este panorama hay que sumarle el pago por adelantado de la ominosa deuda externa, el crecimiento del endeudamiento por otras vías y el absoluto disciplinamiento del gobierno a los dictados de FMI. En definitiva el gobierno aplica una política económica mercadocéntrica al servicio del capital.’

-¿Y en cuanto a las desigualdades de ingreso y la concentración económica?

‘En el marco de un proceso de crecimiento económico como consecuencia del aumento de los precios internacionales de los principales productos que nuestro país exporta, se mantiene una perversa y regresiva distribución de la riqueza. El domino del capital extranjero es progresivo y la industrialización es primaria y de escasa calidad. Los ingresos se siguen concentrando y la participación de los trabajadores en la distribución de la riqueza que producen, disminuye. De hecho, cerca de un millón de trabajadores percibe salarios en entorno a los 500 dólares mensuales, al tiempo que la inflación sigue creciendo. Es decir, en absoluta consonancia con el movimiento del capital, el gobierno de Mujica desarrolla una política económica que favorece abiertamente a las clases poseedoras.’

‘EN CUALQUIER CONFRONTACIÓN ENTRE DESIGUALES LA NEUTRALIDAD ES COMPLICIDAD CON EL MÁS FUERTE’

-¿Cuál es el comportamiento de la única central sindical existente?

‘El grado de subordinación a los sectores hegemónicos de la sociedad en la conducción del Plenario Intersindical de Trabajadores-Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT) según la lógica del gobierno de Mújica y el progresismo no tiene precedentes en la historia del movimiento de trabajadores uruguayo. La actual conducción del movimiento sindical mantiene un verdadero maridaje obsceno con el gobierno, buscando convertir a las organizaciones de la clase trabajadora en las legitimadoras sociales de la política del Ejecutivo y en el furgón de cola del proyecto antipopular del progresismo.’

-¿Cómo ilustras este fenómeno?

‘Durante los últimos dos períodos de gobierno del Frente Amplio los principales referentes del sindicalismo oficial fueron parte de delegaciones internacionales que junto con los empresarios y el gobierno recorrieron el mundo en ‘ronda de Negocios’, ofreciendo a la burguesía transnacional paz social y estabilidad para sus inversiones. Alcanza con recordar que una delegación del secretariado ejecutivo del PIT-CNT fue fotografiada almorzando en un hotel cinco estrellas con el embajador de los EE.UU. En la imagen se la ve departiendo amablemente con el representante diplomático del imperialismo más criminal que conozca la historia de la humanidad. Algunos de estos dirigentes sindicales llevan más de veinte años sin trabajar y sin ningún vínculo real con la producción, aumentando exponencialmente la brecha entre dirigentes y dirigidos. Esos sectores del sindicalismo oficial y burocrático renunciaron abiertamente a cualquier perspectiva socialista y pasaron con armas y bagajes al campo del posibilismo claudicante que sólo limita su accionar con la fantasía de ‘humanizar’ el capitalismo.’

-¿Qué políticas promueve o no hacia los trabajadores el Presidente Mujica?

‘El gobierno de Mujica es inobjetablemente un gobierno capitalista que profundiza la aplicación del modelo neoliberal en lo económico acompañado de un discurso pseudopopulista en lo político. El epicentro de la política laboral de Mujica pasa por los consejos de salario y la negociación tripartita. Ellos son verdaderos ámbitos de conciliación de clases que posibilitan, en el mejor de los casos, algún grado de recuperación salarial mínima sin afectar la rentabilidad empresarial. Todos los convenios de los consejos de salarios se firman con cláusulas de paz como garantía para los explotadores. En estos espacios el Estado juega a la neutralidad en el conflicto entre las clases. Pero en cualquier confrontación entre desiguales la neutralidad es complicidad con el más fuerte, y esto es lo que hace el gobierno.’

-¿Y cómo se lleva con el gremio empresarial?

‘La totalidad de las cámaras empresariales, así como los voceros de los más rancios sectores de la derecha tradicional y los más prestigiosos medios de prensa de la burguesía transnacional elogian sin disimulo la política económica del gobierno de Mújica.’

‘DESDE EL PROPIO CORAZÓN DEL MOVIMIENTO REAL DE LA LUCHA DE CLASES’

-¿En qué consiste la iniciativa sindical que sintetiza el llamado Encuentro Nacional de Trabajadores, donde eres uno de sus dirigentes principales? ¿Cuáles son sus fundamentos, principios y objetivos?

‘El nivel de subordinación del movimiento obrero a la lógica del gobierno y su burocratización hace, en nuestra opinión, imposible la convivencia entre quienes seguimos aspirando a la construcción del mundo de los trabajadores y quienes abdicaron de cualquier perspectiva socialista. En este sentido nuestro espacio pretende constituirse como una herramienta de lucha que aporte al renacimiento de un sindicalismo que retome el programa histórico de los trabajadores y que levante con más fuerza que nunca la consigna de ‘la liberación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos’. Se trata de construir un modelo de acción sindical que coloque a los trabajadores como portadores de un proyecto histórico y societal propio. Un paradigma que se desarrolle desde el propio corazón del movimiento real de la lucha de clases y pegado a cada expresión de lucha y resistencia de nuestra clase, amando sin condiciones a los que luchan y odiando irreconciliablemente a los que explotan.

En ese camino estamos. Y con humildad podemos decir que cada día se suman nuevos compañeros a esta difícil pero apasionante tarea.’

-¿Cuáles fueron los resultados del Primer Encuentro de la iniciativa que se realizó hace poco?, ¿quiénes fueron los convocados, cuáles son las expectativas, cómo se financian?

‘El Primer Encuentro Nacional de Trabajadores contó con la participación de más de 500 compañeros representantes de casi todas las áreas de la producción y los servicios, y con presencia de 15 de los 19 departamentos del país, superando ampliamente las expectativas. El Encuentro puso los cimientos de una nueva referencia para el sindicalismo en Uruguay y sentó las bases organizativas de esta herramienta en construcción. Nuestro espacio se autofinancia con aportes de los compañeros y actividades propias, no aceptando ningún dinero del Estado ni las patronales. Abrigamos la esperanza de que en el futuro inmediato el Encuentro Nacional de Trabajadores se convierta en una herramienta de lucha del campo popular en la perspectiva de aportar desde el campo de la lucha sindical y social al impostergable proceso de la revolución socialista en nuestro país.’

-¿Por qué urge una nueva organización de los trabajadores ante la nueva organización del trabajo impuesta por el capital?

‘El proceso de reestructuración productiva del capital viene golpeando fuertemente a la clase trabajadora, tanto en su materialidad como en su subjetividad. La clase se encuentra fragmentada organizativamente, pauperizada materialmente y diezmada culturalmente. Es preciso construir un modelo de acción sindical que recupere la perspectiva de clase y que permita retomar la ofensiva de los trabajadores. Estamos pensando en un movimiento que sobre la centralidad de los trabajadores incorpore a todos los sectores dispuestos a luchar por la superación del capitalismo. Un movimiento sindical y social que se piense así mismo como el otro antagónico del capital y nunca como su colaborador pasivo. El mundo de hoy demuestra con incontrastable claridad que el capitalismo no tiene para ofrecer a la humanidad más que la reproducción sistemática de la injusticia, la desigualdad y la miseria. Nosotros seguimos porfiadamente convencidos de que clase trabajadora está destacada a objetivar la sepultura definitiva del capital. Claro que el capital no muere de muerte natural. Es preciso construir el sujeto social organizado para el cumplimiento de esta tarea histórica.’

-¿Cuál es la agenda de la iniciativa y sus expectativas?, ¿qué viene en lo más inmediato?

‘Como resultado del Primer Encuentro Nacional de Trabajadores se instaló una Mesa Coordinadora, se puso en marcha una comisión de apoyo a los conflictos, se fundó una escuela de cuadros sindicales y sociales y una brigada de solidaridad internacional que tiene como objetivo primario enviar un grupo de trabajadores a brindar solidaridad efectiva con el hermano y sufrido pueblo de Haití en el marco de una campaña por el retiro inmediato de las tropas de ocupación. En materia de movilización está prevista una marcha para el próximo 7 de diciembre contra las privatizaciones del patrimonio público y contra la extranjerización de la tierra. Esta marcha será de alguna manera el bautismo en la calle del Encuentro Nacional de Trabajadores.’

Noviembre 2 de 2011.

Andrés Figueroa Cornejo

Periodista
Link permanente:
Al publicar en medio impreso, haga el favor de citar la fuente y enviar copia para:
Caixa Postal 131 - CEP 60.001-970 - Fortaleza - Ceará - Brasil
Inicio
Adital en la Red
Artículos más leídos (en los últimos 7 días)
  1 2 3 4 5  
Noticias más leídas (en los últimos 7 días)
  1 2 3 4 5