Miércoles, 23 de julio de 2014
Artículos - Opinión
19.04.2012
[ Mundo ]
¡NO! al acaparamiento de tierras
Varias organizaciones
Adital

1) Los nuevos acaparadores de tierras

ANÁLISIS
Por Carmelo Ruiz Marrero

La soberanía alimentaria de los pueblos enfrenta un nuevo enemigo: el acaparamiento de vastas extensiones de tierras agrícolas. Los nuevos acaparadores de tierras son Estados con mucho capital pero poca capacidad agrícola para alimentar a sus poblaciones, como Singapur, Corea del Sur, Arabia Saudita y China, e inversionistas capitalistas ávidos de nuevas oportunidades de lucro.

"Nunca antes se había invertido tanto dinero en el sistema alimentario industrial”, plantea la organización no gubernamental Grain, ganadora del Premio Nobel Alternativo de 2011. "Con las actuales crisis financiera y económica a nivel global, el capital especulativo busca sitios seguros donde multiplicarse. Los alimentos y las tierras de cultivo son esos sitios… La carrera es por ver quiénes logran controlar los recursos para la producción mundial de alimentos –las semillas, el agua y la tierra– y la distribución global de los mismos.”

Grain sostiene que "El dinero también fluye directamente hacia la agricultura industrial y las adquisiciones de tierra. Los bancos, los fondos de inversión y los fondos de pensiones se utilizan activamente para comprar tierra por todo el mundo… los cálculos actuales nos hablan de entre 60 y 80 millones de hectáreas que han pasado a manos de los inversionistas extranjeros para producir alimentos tan sólo en los últimos años. Esto es igual a la mitad de las tierras agrícolas de toda la Unión Europea. La mayor parte de esto ocurre en África, donde los derechos consuetudinarios de los pueblos a la tierra están siendo ignorados de manera flagrante”.

ÁFRICA, EL PREMIO MAYOR

En esta carrera por apropiarse de tierras, África es el premio mayor. Es el último horizonte de lucro del capital transnacional, un continente que los grandes intereses consideran "subutilizado”. La ONG estadounidense Oakland Institute lleva desde el año pasado examinando con detenimiento los negocios con tierras en África. Encontraron que estos tratos son a menudo subvencionados por instituciones del sector público, como la Agencia Internacional de Desarrollo de EEUU (Usaid) y el Banco Mundial, y que involucran no solamente la producción de alimentos para exportación sino también falsas soluciones al cambio climático, como los agrocombustibles y el comercio de lucrativos "créditos de carbono”.

Estos negocios, supuestamente, son para traerle el desarrollo a los empobrecidos africanos, pero Anuradha Mittal, directora ejecutiva del Oakland Institute, sostiene que en realidad hacen daño a la gente de África y su ambiente. "Esta manera de ‘desarrollar’ a África no es ni justa ni sustentable. Está desplazando gente al tomar sus tierras y recursos naturales que producen alimento y proveen sustento a la vez que empeora el cambio climático.”

Estudiando casos en Mozambique, Sudán del Sur, Tanzania y Zambia, las investigaciones de la organización encontraron que los nuevos acaparadores de tierras dejan un saldo nefasto para las poblaciones locales. "En nuestra investigación sobre 50 tratos de tierras en siete países africanos, no encontramos evidencia de que tales inversiones provean réditos financieros justos para los países o sus poblaciones”, dijo Frederic Mousseau, del Oakland Institute.

LATINOAMÉRICA TAMBIÉN ES AFECTADA

En Paraguay la corporación argentina Cresud posee 142 mil hectáreas, en las que siembra mayormente girasol y soya. En los años 90 Cresud logró un crecimiento explosivo, en parte, gracias a una inversión sustancial del magnate George Soros. Para 2011 Cresud era el mayor terrateniente en Argentina, controlando sobre 620 mil hectáreas –para soya y ganado mayormente– al igual que 175 mil hectáreas en Brasil mediante su control sobre la compañía BrasilAgro. A nivel internacional Cresud posee un total de 962 mil hectáreas.

También en Paraguay está asentada la misteriosa corporación NFD Agro, cuyo domicilio es en la isla Bermuda. Sus negocios en Paraguay, que abarcan sobre 35 mil hectáreas donde siembra maíz, soya y otros productos, fueron subvencionados con un préstamo de $5 millones de la Corporación Financiera Internacional, subsidiaria del Banco Mundial. NFD es controlada por inversionistas argentinos, el banco JP Morgan y la firma neoyorkina TRG Management/Rohatyn Group. TRG también invierte en Calyx Agro, que en Paraguay tiene casi 3 mil hectáreas en las que siembra caña de azúcar y otros cultivos. Calyx es un vehículo del comerciante de granos Louis Dreyfus para adquirir terrenos agrícolas en el Cono Sur.

En Perú está la surcoreana Ecoamérica con 72 mil hectáreas (de donde extrae madera y pastorea ganado), y la estadounidense Maple Energy (que siembra caña de azúcar para la producción de etanol). En Uruguay hay capitales agrícolas argentinos, daneses, franceses, estadounidenses (Adecoagro), y hasta de Singapur (Olam). Y tras los terrenos agrícolas de Colombia van argentinos (Ingacot), brasileños (Mónica Semillas), chinos, israelíes (Merhav Group), españoles (Grupo Poligrow) y estadounidenses (Black River Asset Management).

Según la base de datos de Grain, estos acaparamientos no se están dando en Venezuela, Ecuador o Cuba.

LOS FONDOS DE PENSIÓN TAMBIÉN

Un aspecto sorprendente de este acaparamiento global de tierras es que entre los principales inversionistas que ponen la plata para estos negocios figuran los fondos de pensión. A nivel mundial los fondos de pensión manejan $23 billones, de los cuales se cree que $100 mil millones están invertidos en commodities, y de eso se estima que de $5 a $15 mil millones van a la compra de tierras agrícolas. Se espera que para 2015 esa última cifra se duplique.

Esto concierne directamente al pueblo trabajador. Según Grain, "Hoy día, las pensiones de las personas son frecuentemente manejadas por empresas privadas en representación de sindicatos, gobiernos, individuos o empleadores. Estas compañías son responsables de salvaguardar y hacer crecer los ahorros para la jubilación, de forma que sean pagados a los trabajadores en mensualidades, después del retiro. Cualquier persona suficientemente afortunada como para tener un trabajo y ser capaz de ahorrar algún ingreso para el retiro, probablemente tiene una pensión que está siendo administrada por una u otra firma.”

LA LUCHA YA COMENZÓ

Sarah Anderson, analista del Instituto de Estudios Políticos (IPS) insiste en que sí se puede hacer algo al respecto, y nombra como ejemplo la campaña activista en California para persuadir a CALSTRS a que desista de invertir $2.500 millones en mercados de commodities- que incluyen tierras. El fondo ha accedido a reconsiderar su posición.

La resistencia mundial contra el acaparamiento de tierras está alzando vuelo. Los participantes del Foro Social Mundial de 2011, celebrado en Senegal, emitieron el Llamamiento de Dakar contra el Acaparamiento de Tierras, del cual citamos a continuación:

"Llamamos a los parlamentos y a los gobiernos nacionales a poner fin inmediatamente a todos los acaparamientos masivos de tierras actuales o futuros y a que se restituyan las tierras saqueadas… Exigimos que los Estados, las organizaciones regionales y las instituciones internacionales garanticen el derecho a la tierra de los pueblos y que apoyen las agriculturas familiares y la producción agro-ecológica de alimentos… Por último, invitamos a todo/as los/as ciudadanos/as y a las organizaciones de la sociedad civil de todas partes del mundo a apoyar por todos los medios –humanos, de comunicación, jurídicos, financieros y populares– posibles a todos/as los/as que luchan contra los acaparamientos de tierras.”

17/04/12.

*****************

2) El acaparamiento de tierras infringe el derecho internacional de derechos humanos

Por FIAN

FIAN se une a la movilización de los/as productores/-as de alimentos contra el acaparamiento de tierras

17 de abril 2012 - Con ocasión del Día Internacional de la Lucha Campesina, FIAN se une a millones de productores/-as de alimentos en su lucha contra el acaparamiento de tierras y recursos. En noviembre 2011, productores/-as de alimentos de África, Asia, América Latina y Europa crearon una Alianza Mundial contra el Acaparamiento de Tierras en Nyéléni, Malí, y lanzaron un llamamiento contra el acaparamiento de tierras el 17 de abril.

FIAN da la bienvenida al hecho de que los/-as productores/-as de alimentos, incluyendo campesinos/-as, pastores, pescadores, pueblos indígenas y sus organizaciones, hayan tomado el liderazgo en la lucha contra el acaparamiento de tierras y recursos, y apoya a la recientemente creada Alianza para presionar a los gobiernos e instituciones internacionales a que cumplan con sus obligaciones de derechos humanos.

"El Acaparamiento de tierras es una violación del derecho internacional de derechos humanos", declara Sofia Monsalve de FIAN Internacional. "Los desalojos forzosos, la apropiación de grandes extensiones de tierra y recursos relacionados, la introducción de modelos de uso del suelo y de agricultura que destruyen los ecosistemas naturales, la negación flagrante de información, y la falta de participación local en las decisiones políticas que afecten la vida de las personas - todas estas acciones representan violaciones de los derechos humanos."

La fuerte movilización contra el acaparamiento de tierras en el Día de la Lucha Campesina también cuestiona la gobernanza internacional, de facto, de tierras y recursos naturales por un grupo reducido de instituciones y países ricos que defienden los intereses particulares del mundo empresarial y financiero.

"A pesar de las consecuencias desastrosas de sus acciones, las instituciones financieras internacionales (IFI) siguen pretendiendo tomar decisiones sobre nuestras tierras y territorios," dijo Sofía Monsalve a la luz de la próxima conferencia anual del Banco Mundial sobre tierras y pobreza, a celebrar del 19 al 21 de abril, y el proceso de consulta del Fondo Monetario Internacional sobre un mejor aprovechamiento de los recursos naturales para mejorar los estándares de vida en los países en desarrollo.

Este régimen de facto de las IFI ha empezado a resquebrajarse. En marzo, el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) de la ONU finalizó las negociaciones intergubernamentales sobre las Directrices de la FAO sobre Gobernanza Responsable de la Tenencia de Tierras, Zonas de Pesca y Bosques en el contexto de la seguridad alimentaria nacional. Con el cumplimiento satisfactorio de las negociaciones, tras un proceso participativo que duró casi tres años, el CSA ha dado prueba de su capacidad para convocar negociaciones multilaterales con una amplia participación social en las que debatir y proponer soluciones a uno de los problemas más urgentes de nuestros tiempos. Las Directrices representan el primer paso en la democratización del proceso de toma de decisiones relacionadas con la alimentación y la agricultura a nivel internacional.

En el día de acción del 17 de abril, los/-as activistas de FIAN se movilizarán y se unirán a las distintas movilizaciones nacionales contra el acaparamiento de tierras en muchos países, como por ejemplo en Nepal, Colombia, Noruega, Suiza y los Países Bajos. Con respecto a casos concretos de acaparamiento de tierras, FIAN apoya a las comunidades y organizaciones de productores de alimentos en Malí, Mozambique, Uganda, y Honduras, entre otros.

Para una mayor información: Sofía Monsalve, Monsalve [at]fian.org, +49-6221-65300-51

Más información:

Alianza Mundial contra el Acaparamiento de Tierras

En noviembre 2011, más de 250 agricultores de 30 países diferentes participaron en la primera Conferencia Internacional de Campesinos/-as contra el Acaparamiento de Tierras en Sélingué, Malí. Al terminar la conferencia, los participantes lanzaron la Alianza Mundial contra el Acaparamiento de Tierras, liderada por campesinos y campesinas en colaboración con un amplio espectro de movimientos sociales y organizaciones. Esta conferencia fue organizada por la confederación nacional maliense de organizaciones campesinas (CNOP) y por la Vía Campesina, en respuesta a la Petición Dakar contra el acaparamiento de tierras y en defensa de la soberanía alimentaria y los bienes naturales, así como de los derechos de los proveedores de alimentos a recursos naturales.

En la declaración de la conferencia, los participantes se comprometen a resistir el acaparamiento de tierras por todos los medios posibles, a apoyar a todas las personas que luchen contra el acaparamiento de tierras, y a presionar a los gobiernos nacionales e instituciones internacionales para que cumplan con sus obligaciones y garanticen y realicen los derechos del pueblo.

La Alianza está constituida por organizaciones de agricultores y grupos de pequeños agricultores locales que participan directamente en la lucha contra el acaparamiento de tierras. Las ONG y otras organizaciones están invitadas a demostrar su apoyo firmando el Llamamiento de Dakar, y en función de su capacidad, proporcionando apoyo físico, moral, material o económico en las acciones y estrategias que respondan a las preocupaciones y proyectos de las comunidades de pequeños agricultores y de las organizaciones involucradas en la práctica en la lucha. También pueden contribuir a la visibilidad de esta lucha creando, por ejemplo, un enlace en su página web al blog de la Alianza: www.stopauxaccaparementsdesterres.over-blog.com

Lea la declaración de la conferencia y forme parte de la Alianza Mundial contra el Acaparamiento de Tierras: http://www.viacampesina.org/en/index.php?option=com_content&view=article&id=1154:stop-land-grabbing-now&catid=23:agrarian-reform&Itemid=36
y envíe materiales a blog
http://stopauxaccaparementsdesterres.over-blog.com/

Varias organizaciones

Link permanente:
Al publicar en medio impreso, haga el favor de citar la fuente y enviar copia para:
Caixa Postal 131 - CEP 60.001-970 - Fortaleza - Ceará - Brasil
Inicio
Adital en la Red
Artículos más leídos (en los últimos 7 días)
  1 2 3 4 5  
Noticias más leídas (en los últimos 7 días)
  1 2 3 4 5