Miércoles, 30 de julio de 2014
Artículos - Opinión
27.06.2011
Microforo Decreto 743
Amerindia
Adital

Por Amerindia El Salvador

Se realizó en El Salvador, organizado por el Grupo de Amerindia un Microforo sobre el Decreto 743 aprobado por la Asamblea Legislativa. Aquí anexamos algunas declaraciones hechas por distintas instituciones así como artículos que invitan a la reflexión.

Ante el decreto 743, aprobado por la Asamblea Legislativa para reformar transitoriamente los artículos 12 y 14 de la Ley Orgánica Judicial, sancionado por el Presidente de la República y publicado en el Diario Oficial del 2 de junio, las instancias abajo firmantes denunciamos:

1. Que el contenido de este decreto es contrario a la institucionalidad del país, pues busca romper con el equilibrio de poderes dentro de nuestro Estado y favorecer los intereses de pequeños grupos sobre los de la población salvadoreña.

2. Que el decreto fue aprobado irrespetando los procedimientos establecidos para la formulación de leyes: se aprobó con dispensa de trámite y con modificación de agenda. Esta forma de actuar de la Asamblea Legislativa ya fue declarada inconstitucional por la Sala de lo Constitucional. Por ende, es un decreto aprobado de forma ilegal.

3. La urgencia con la que fue aprobado, sancionado y publicado, y la temporalidad del mismo dejan en evidencia que se trata de una maniobra política que otorga a la actual Asamblea Legislativa poderes ilimitados y que busca amordazar a la Sala de lo Constitucional, para que no siga emitiendo más sentencias molestas.

4. Que la pretendida homologación de los procesos de decisión y la exigencia de que las demandas de inconstitucionalidad se resuelvan con el acuerdo de todos los magistrados tienen como consecuencia la imposibilidad práctica de tomar decisiones. En este sentido, el dictamen aprobado otorga capacidad de veto a cada uno de los magistrados, lo cual no ocurre en ningún otro órgano del Estado. ¿Qué dirían los mismos diputados si cada dictamen debiera ser aprobado con los votos del 100% de los legisladores?

5. Que la aprobación del decreto es una acción más contra los cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, quienes con hidalguía han demostrado actuar bajo los dos principios que deben caracterizar a todo sistema que pretenda impartir justicia pronta y cumplida: imparcialidad e independencia. Entre otros temas, las sentencias de la Sala abren el camino para posibilitar las candidaturas independientes; para que sea la ciudadanía la que elija directamente a sus diputados y diputadas; para la cancelación del PCN y PDC; y para la remoción de dos magistrados del Tribunal Supremo Electoral por haber violentado las leyes del país. Los diputados y las cúpulas de los partidos se resisten a la implementación de estos cambios.

6. Que la Asamblea Legislativa hizo caso omiso de la existencia de un proyecto de la Ley Orgánica Judicial, por lo que interfiere en el proceso ya iniciado de la formulación de la mencionada ley.

7. Que este decreto, en lugar de resolver problemas, ocasionará nuevos conflictos si la Sala de lo Constitucional tiene que juzgar sobre la constitucionalidad de un decreto que afecta a su capacidad de tomar decisiones.

8. Que el Presidente de la República, con su sanción y forma de proceder al respecto, está apoyando una medida antidemocrática que atenta contra la seguridad jurídica y el correcto funcionamiento de las instituciones, y pone en entredicho su imagen democrática.

Por todo lo anterior, las organizaciones abajo firmantes hacemos público nuestro repudio a esta acción, que ha debilitado la democracia y pone en riesgo la institucionalidad, por lo que exigimos la derogación del decreto. Pedimos al pueblo salvadoreño que se adhiera a este pronunciamiento y demuestre su repudio, por todos los medios pacíficos a su alcance, ante este acto indigno y contrario al mandato delegado por los ciudadanos y ciudadanas en las elecciones; un acto propio de personas sin principios, ni valores cívicos y morales.

Asociación Americana de Juristas, Asociación de Abogados Democráticos de El Salvador, Asociación de Desarrollo Económico y Social, Asociación de Jueces de Paz, Cambio Democrático, Centro de Capacitación y Promoción de la Democracia (CECADE), Centro de Intercambio y Solidaridad (CIS), Centro para la Defensa del Consumidor (CDC), Concertación Democrática Nacional (CDN), Concertación por la Paz, la Dignidad y la Justicia Social, Consejo de Asociaciones de Profesionales de El Salvador (CAPES), El Rescate, Foro de Jueces Democráticos e independientes, Foro para la Defensa de la Constitución, Fundación de Estudios Para la Aplicación del Derecho (Fespad), Fundación Dr. Guillermo Manuel Ungo (Fundaungo), Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), Fundación Salvadoreña para la Reconstrucción y el Desarrollo (Redes), Iniciativa Social para la Democracia (ISD), Instituto de Estudios de la Mujer "Norma Virginia Guirola de Herrera” (Cemujer), Movimiento Independiente Pro Reforma Electoral (MIRE), Movimiento Unificado Francisco Sánchez (MUFRAS 32), Patria Exacta, Pro Búsqueda, Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), Red Ciudadana, Salvadoreños en el Mundo, Servicio Social Pasionista (SSPAS), Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras del Órgano Judicial (SITTOJ), Tabernáculo de Avivamiento Internacional (TAI), Tutela Legal del Arzobispado, Unidad Nacional de Abogados por la Justicia y la Democracia, Universidad Centroamericana "José Simeón Cañas” (UCA), Universidad Luterana Salvadoreña (ULS).

*******

¿De qué se trata el Decreto 743?

Por Iris Tejada
En su calidad de ciudadana salvadoreña
siwattlalemani@gmail.com

Esta fue una pregunta que una amiga me hizo hoy y me parece muy válido e importante que la haya hecho; pues muchas personas no estábamos informadas desde el principio de todo esta historia de la Sala de lo Constitucional, de la sanción del decreto 743 y de las implicaciones que esto trae para nuestro país y nuestra incipiente democracia. Todas y todos hemos ido aprendiendo y entendiendo el asunto en el camino, y sin duda, seguiremos haciéndolo, abriendo la mente y prestando atención. Por el momento, con la ayuda de Ivonne Menjívar -a quien le agradezco que ha revisado la terminología y el contenido de esta nota y ha aportado sus propios comentarios críticos- quiero contestar a mi amiga, esperando que esto contribuya también a proporcionar información a otras personas respecto de este importante y preocupante tema de nuestra coyuntura nacional. No está de sobra decir que la nota y yo misma, quedamos abiertas a discusión, a observaciones y correcciones; pues no soy experta ni abogada; sino que escribo como ciudadana, con la intención de que esto redunde en compartir con otros lo que en compañía de todos y todas voy entendiendo, potenciando así un intercambio rico y crítico. Todo sea por generar conciencia sobre esta situación, que es relevante.

Y ahora sí, ¿de qué se trata el decreto 743? Es un decreto que preparó la derecha legislativa y que fue sancionado (aprobado) de manera exprés por Mauricio Funes. El decreto impone unanimidad a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia para tomar decisiones en cuanto a distintas leyes. Sucede que la actual Sala de lo Constitucional cuenta con CUENTA CON 5 MAGISTRADOS, DE LOS CUALES 4 HAN SIDO LOS Q HAN ESTADO RESOLVIENDO APEGADOS A DERECHO. Cuatro magistrados que por primera vez, en este país y en muchos años, se han apegado a la constitución para dictaminar sentencias en cuanto a distintas leyes de sabida inconstitucionalidad o empezaron a atender amparos intencionalmente olvidados por la Corte anterior.

Algunos ejemplos que nos suenan serían: la declaratoria de inconstitucionalidad de la partida secreta, del decreto que revivió al PCN y PDC extintos por no haber alcanzado el mínimo de votos en las pasadas elecciones, posibilitar la apertura para las candidaturas independientes, entre otras. Si nos fijamos, estas sentencias tocan intereses de sectores muy poderosos, y esto no gustó a la derecha y por lo visto, tampoco a Funes; pues, seguramente, él también sale afectado con el estilo contundente y apegado a la constitución que viene caracterizando a los cuatro magistrados. Bueno, estas sentencias de la Sala de lo Constitucional no se toman con unanimidad, pues la naturaleza de ese organismo no es la unanimidad, sino la mayoría calificada para tomar decisiones; es decir, de 5 magistrados, cuatro de estos deben votar a favor del dictamen de una sentencia. Entonces, ¿qué sucede con el decreto 743? Que la unanimidad (5 magistrados deben de estar de acuerdo para dictaminar sentencia) requerida por Funes y la derecha legislativa es un bloqueo dedicado no a cualquier sala de lo constitucional, sino a esta sala en concreto y más específicamente, a los cuatro magistrados; porque aplicando este decreto, estos magistrados se verían bloqueados por el otro magistrado restante, que se ha caracterizado por oponerse, si no a todas, a la mayoría de las sentencias que la Sala ha dictaminado recientemente.

Otro hecho contundente que comprueba que estamos ante un bloqueo dirigido con nombre y apellido a los cuatro magistrados es LA TRANSITORIEDAD DEL DECRETO, pues el 743 terminaría su vigencia, "casualmente”, el 12 de julio del 2012, cuando la actual magistratura (los actuales magistrados de la Sala de lo constitucional) termina también su período. ¿Demasiada coincidencia, verdad? ¿Por qué, si lo que querían era contribuir a la "Democracia participativa”, no plantearon este decreto como permanente? Porque una lógica mal intencionada e intereses político- partidarios están en juego; les importa un comino eso de la democracia. De ahora en más, ¿Qué pasará con las leyes que no favorezcan a la población? Si el magistrado disidente, Ernesto Castaneda, sigue en la misma línea de no sumarse a las sentencias que han sido emitidas por la Sala de lo Constitucional, sentencias apegadas a derecho, a la justicia, pues quedamos sin amparo, pues la Sala de lo Constitucional no podrá hacer nada para derogar leyes si este 5° magistrado no vota a favor de una sentencia de inconstitucionalidad, por ejemplo; y aunque una quiera ser utópica, sabemos que la línea de acción de Castaneda, no va a cambiar.

De ahí nos surge la indignación, porque el 743 no responde a razones jurídicas, sino político partidarias; hay intereses de por medio por lo que se quiere boicotear a la Sala de lo Constitucional. También, ¡la indignación nos surge por la premura con que todo se realizó! Ahora, en la conferencia, mencionaban que en todo habían tardado aproximadamente 7 horas para proponer, "revisar" y sancionar el decreto; (y publicar en el Diario Oficial del 2 de junio) cuando no se trataba de un tema casual, sino un tema delicado y muy relevante, que MERECÍA UN DEBATE PROFUNDO. Sin embargo, Funes lo sancionó de inmediato argumentando que para él la unanimidad es característica de la democracia, cuando en ningún lugar del mundo una sala de lo constitucional actúa por unanimidad.

En realidad, ahí todo fue un común acuerdo previamente pactado, hubo una negociación de intereses y un hueso muy sabroso le habrán ofrecido a Funes, ya sea para darle algo o para taparle algo. Se ha hablado mucho de que la Sala de lo Constitucional podría haber estado a punto de declarar inconstitucional otras leyes, como la de amnistía, el TLC, la dolarización, entre otras; y todo se dio a nivel de rumores mal intencionados que hicieron temblar a la derecha y bloquear a la Sala de lo constitucional; otros hipotetizan que las negociaciones incluyeron la prevención de la supuesta sentencia de la ley de amnistía como inconstitucional, a cambio de que la derecha legislativa le facilite el camino a Funes para su "gobernabilidad" y también de escoger a una persona "idónea” como presidente o presidenta de la Corte de Cuentas que tape la corrupción del gobierno de Saca y de este gobierno, que empezamos a dimensionar que sí la hay; en realidad, la ley de amnistía no estaba ni en agenda en la sala de lo constitucional...

La Sala de lo Constitucional ha desmentido ya lo de la supuesta intencionalidad de declarar inconstitucional la Ley de Amnistía, pues no hay una denuncia para esto; pero, suponte, ¿y si en efecto, estaban a punto de declararla inconstitucional? El punto de que si el resolver sobre la ley de amnistía, TLC, la dolarización, entre otras…llegasen a la conclusión de que en VERDAD SON INCONSTITUCIONALES. Y si lo hacen apegados a Derecho, ¿cuál sería el problema? Solamente el que las minorías que se vean afectadas, quedarían en evidencia.

¿Cómo queda Funes ante todo esto, cómo queda parado? Se puso a negociar a la par de los menos justos y él flaqueó, porque aunque aún no tengamos certeza de qué le ofrecieron, nada bueno para la población ha de ser, la indignación es porque la única fuente de verdadera transformación sale de esta sala de lo constitucional y a Funes le faltó la integridad y la rectitud suficientes como para negarse a negociar valores tan importantes como la legitimidad de la ley, la justicia, el respeto al Estado de Derecho e hizo algo muy grave y delicado y que le pasará factura: pisoteó la esperanza de la gente y la confianza depositada en él.

¿Qué es lo último que ha pasado? La Sala de lo Constitucional, con votos de los cuatro magistrados, declaró inaplicable el decreto. Recomiendo la nota de El Faro al respecto, http://www.elfaro.net/es/201106/noticias/4340/. Lo declararon inaplicable porque: 1°, tiene vicios en la forma en que se elaboró; pues su discusión y aprobación no siguió un trámite normal, ya que no se debatió en una de las comisiones especializadas de la Asamblea Legislativa y debería haber una emergencia para justificar la aprobación de un decreto sin un debate de por medio; y este, no era el caso, el mismo Funes en sus explicaciones ha dicho que le pareció un decreto como cualquier otro y que lo sancionó con prisa, porque no encontró ningún reparo en él; pero como no era una emergencia y él, Funes, sabía que sí se trataba de un tema relevante, que ha estado en la discusión pública durante meses, ¿Cómo no se le ocurrió que un debate era lo más adecuado y apegado a la ley? Ahí viene lo sospechoso: Funes no es ingenuo, así que tal parece que no es que no se le ocurriera, es que no tenía la intención de debatirlo, pues ya había un acuerdo previo para que esto no fuera así.

2° motivo: cito la nota del periódico digital El Faro "La Sala citó el artículo 185 de la Constitución, que establece que los tribunales de justicia salvadoreños tienen la potestad de declarar inaplicables aquellas disposiciones de otros Órganos del Estado que vayan en contra de la carta magna. "Dentro de la potestad de administrar justicia, corresponde a los tribunales, en los casos en que tengan que pronunciar sentencia, declarar la inaplicabilidad de cualquier ley o disposición de los otros Órganos contraria a los preceptos constitucionales”, dice el citado artículo.” Un tercer argumento señalado en la misma nota, se refiere a que el decreto 743 podría negar el acceso a la pronta justicia que se ve garantizada en la Constitución pues "Llegar a la solución que suscita mayor acuerdo, donde la exigencia de 5 votos sobre 5 posibles, se puede convertir en un obstáculo insuperable en casos de trascendencia nacional; pues, ante la conformación subjetiva determinada por las distintas corrientes del pensamiento jurídico, no es posible unificar el total de votos en cada decisión.”

Además, hoy en la conferencia de prensa de la mañana, que se llevó a cabo en la UCA, Juan Antonio Durán, del Foro de Jueces Democráticos, nos explicaba que de acuerdo al artículo 133 de la Constitución, este decreto podría declararse como inconstitucional, porque sólo la Corte Suprema de Justicia (CSJ) tiene iniciativa de ley para modificar la constitución y todo lo relativo al Órgano Judicial; por tanto, NO le compete a la Asamblea Legislativa esta iniciativa de ley que se aplicaría a la Sala de lo Constitucional, pues esta es parte de la CSJ.

Ahora, muchos liderazgos se están uniendo para repudiar esta burla y esta traición a la institucionalidad del país. El comunicado que el MOVIMIENTO POR LA DIGNIDAD nos compartió hoy invita al pueblo salvadoreño a repudiar esta arbitrariedad; porque eso es lo que es, un abuso. Se están dando muchas concentraciones, por las tardes en El Salvador del Mundo. Lastimosamente, el tema es denso y no toda la población está informada no sólo de lo que está pasando, sino de las tremendas implicaciones que esto trae para el país, en términos democráticos, afectando su institucionalidad y la independencia de poderes. Es grave y preocupante.

Lo rescatable y esperanzador, es todo este movimiento heterogéneo que se está uniendo bajo el mismo fin: apelar por la verdadera justicia y democracia; una ciudadanía harta de la corrupción político-partidaria; unos liderazgos empujados por la misma historia y los signos de los tiempos. Una fuente de esperanza y verdadero cambio.

***********

Amparo Marroquín (*)
Que voté por usted.
Fue casi una ilusión.

SAN SALVADOR - Sentir que se cree. Que existe una democrática esperanza de que el poder cambie y se mueva, se sacuda, se invente y no se quede anquilosado.
Yo confieso que me alegró su gane. Que le creí su cancioncita de "esta vez es diferente”. Imagínese, hasta pensé que la publicidad había recuperado su carácter de público, y que esa maltratada esfera recuperaba su sentido de visibilidad y reconocimiento, de diálogo y disputa.
Yo confieso que gocé con su discurso de esa primera noche del 15 de marzo. Todavía lo tengo aquí, en mis archivos. ¿Se acuerda? "Amigos y amigas, esta noche debe tener el mismo sentimiento de esperanza y reconciliación del esfuerzo que hizo posible la firma de los Acuerdos de Paz en nuestro país. Este día, a lo largo de toda la jornada, hemos firmado un nuevo acuerdo de paz, de reconciliación del país consigo mismo”. Y esa otra parte que usted dijo, esa que hizo llorar a varia gente: "Trabajaré por el bienestar general, buscando favorecer, desde el ejercicio público, principalmente a los sectores populares empobrecidos y excluidos. Hago mío el mensaje profético de nuestro obispo mártir, monseñor Óscar Arnulfo Romero, quien en un claro apostolado dijo que la Iglesia tenía una opción preferencial por los pobres, esa será la ruta de mi accionar, buscando siempre favorecer en forma preferencial a los pobres y excluidos”. Recuerdo que esa noche nos reíamos todos, de pura risa alegre.
Pero usted ha sido extraordinariamente eficiente en acabar con la esperanza. Quizá no terminó de entender los matices de Maquiavelo. Esos, en los que señaló la necesidad de construir tejido social, de entender las pasiones de la gente. Usted pensó, como muchos de los políticos en este país, que el único punto que señalaba este filósofo y político florentino era la necesidad de que el poder se sitúe fuera de toda consideración moral. Yo creo que se olvidó lo de las pasiones.
Ahora mucha gente tiene las pasiones revueltas e indignadas. Esa casi ilusión se nos volvió una casi traición. No, hay que ser seria. Se volvió una traición a la constitución con la que usted dijo que gobernaría (con una mano, porque en la otra iba a tener la biblia). Y usted debe saber, me imagino, de las pasiones que habitan a una persona traicionada.
Felicidades. Ha entrado a una larga tradición de políticos que piensan que la gente es desmemoriada y tonta. Si esta negociación ha sido obligada, ¿no sería mejor decirlo, como un ejercicio de honestidad y compromiso? Si esta negociación no fue obligada y a usted le pareció que apuntala el proceso democrático, quiere decir que estamos mal. Para usted democracia es sinónimo de un no-disenso, de una nula rendición de cuentas.
O quizá es que no entendimos que cuando usted hablaba de la gente y los excluidos se refería a los políticos de los partidos (los que viven y los resucitados), la empresa privada, los honorables diputados.
Lo que quiero decir es simple. No estoy pensando en esos rumores sobre sus pláticas privadas con Elías Antonio Saca, o sus viajes en jet privado los fines de semana, o de esas repentinas pérdidas de confianza a funcionarios de su gabinete, tampoco a esos gastos publicitarios de los que no ha dado cuenta. No me refiero, tampoco, a su gabinete, ahí (todavía) hay gente a la que admiro por su honestidad y compromiso. Me refiero a ese decreto express, avalado con una eficiencia nunca vista. De pronto le dio por la puntualidad a usted. Le dio por dar un golpe a una fragilísima institucionalidad que empezaba a recuperarse.
¿Qué lo hace pensar que lo mejor para este país es sacar más militares a la calle y modificar la constitución para favorecer a los viejos partidos políticos? Quizá, si para usted la democracia es igual a que las decisiones solo pueden ser por unanimidad, debería considerar si es usted un presidente legítimo, porque en realidad, no fue unánime la decisión que hicimos… o quizá será bueno que nos pregunte de nuevo ahora, a ver a qué unanimidad llegamos.

Lea también:
Los senderos opuestos del 743 (Roberto Pineda)

Amerindia

Revista Teológica Amerindia Online
Link permanente:
Al publicar en medio impreso, haga el favor de citar la fuente y enviar copia para:
Caixa Postal 131 - CEP 60.001-970 - Fortaleza - Ceará - Brasil
Inicio
Adital en la Red
Artículos más leídos (en los últimos 7 días)
  1 2 3 4 5  
Noticias más leídas (en los últimos 7 días)
  1 2 3 4 5