Miércoles, 23 de abril de 2014
Derechos Humanos
08.12.2009
Políticas públicas no resolvieron problema estructural de derechos humanos
Robson Braga
Adital

Las políticas públicas desarrolladas en Brasil en pro de los derechos humanos fueron insuficientes para solucionar el problema estructural que aflige al país. Éste es uno de los análisis compilados por el “Informe sobre Derechos Humanos en Brasil 2009”. El documento de la Red Social de Justicia y Derechos Humanos –que llega a su 10ª edición este año y cuenta con 117 entidades asociadas– se difundirá mañana (9), a las 18h, en el Sesc Avenida Paulista, en San Pablo.

En 2009, hubo algunos avances puntuales en relación con las políticas públicas, “que no son estructurantes”. “Los problemas estructurales son propios del modelo económico adoptado por el país, integran un modelo de desarrollo que continúa siendo el mismo desde hace años”, criticó María Luisa Mendonça, periodista y coordinadora de la Red Social.

Según Mendonça, Brasil es campeón en desigualdad social y económica, “y las violaciones de los derechos humanos surgen como síntomas”. Aunque haya algunos avances en educación y en la generación de empleo e ingresos, todavía existe en el país un alto grado de analfabetismo y de déficit habitacional. Además, “Brasil es uno de los únicos países que nunca realizó la reforma agraria”, complementó la periodista.

Hay también cerca de 14 millones de personas que sufren hambre crónica y aproximadamente 70 millones en situación de inseguridad alimentaria. Los datos fueron divulgados en 2008 por el Instituto Brasilero de Geografía y Estadística (IBGE).

Sobre la situación de derechos humanos en el medio urbano, la comprensión es que el poder público continuó adoptando políticas represivas para contener el problema de la violencia. Esas medidas victimaron, principalmente, a las comunidades más empobrecidas de las grandes ciudades como Río de Janeiro.

En el medio rural, la política adoptada también es de violencia contra grupos agrícolas, pueblos indígenas y quilombolas, mientras el gran capital avanzaba por el campo. En el análisis que se hace en el informe, se dice que los movimientos sociales rurales fueron criminalizados y perseguidos, aunque hayan ampliado su articulación.

Basado en datos e investigaciones del Departamento Intersindical de Estadística y Estudios Socioeconómicos (Dieese), en el informe se dice que hay más empleos. Aumentó, sin embargo, el grado de informalidad y los intentos de flexibilización de los derechos laborales. Además, los salarios de jóvenes, mujeres y de la población negra tienden a ser menores que los de los demás trabajadores.

El informe intenta ampliar la comprensión sobre derechos humanos, tratando problemas como el hambre y la vivienda. “La idea es cambiar la comprensión que las personas tienen sobre sus derechos. Son derechos básicos, de su vida cotidiana”, sostiene María Luiza Mendonça.

El documento hace un balance sobre los derechos humanos en Brasil durante los últimos diez años, tiempo de actuación de la Red Social sobre el tema. Además de presentar el balance de 2009, el texto trae análisis conceptuales e históricos sobre derechos humanos y amplía el panorama que se tenía sobre la cuestión.

El Informe sobre Derechos Humanos en Brasil 2009 compila 26 investigaciones desarrolladas por investigadores nacionales en muchas áreas e instituciones.
Fue organizado por las periodistas y coordinadoras de la Red Social, Evanize Sydow y María Luisa Mendonça, y publicado en portugués e inglés.

El documento estará disponible esta semana en: http://www.social.org.br/.

Traducción: Daniel Barrantes – barrantes.daniel@gmail.com

Link permanente:
Al publicar en medio impreso, haga el favor de citar la fuente y enviar copia para:
Caixa Postal 131 - CEP 60.001-970 - Fortaleza - Ceará - Brasil
Inicio
Adital en la Red
Artículos más leídos (en los últimos 7 días)
  1 2 3 4 5  
Noticias más leídas (en los últimos 7 días)
  1 2 3 4 5